¿VIVES CON ÉL O DE ÉL?

Imagen

    Nadie puede ignorar su pasado, ni pretender que no suele ser el causante de lo que ahora somos. Ponerlo en su debido lugar es lo que cuesta más…y llegar a comprender que ya no puedes vivir de él sino con él, es el mayor desafío al que uno se enfrenta día a día.

  Cuando uno decide dejar de pensar, tiende a montarse esquemas en su mente para toda y cada una de las situaciones a las que se va enfrentando…de ese modo ante nuevos desafíos, uno tan solo ha de hacer, como dice el argot informático, copiar-pegar. El mayor riesgo es olvidar que no todas las personas son iguales, ni requieren que reaccionemos del mismo modo. Tampoco las situaciones de cada día.

  A veces uno se siente como Doraemon, personaje de dibujos animados, el cual desde su bolsillo mágico, es capaz de sacar mil y una soluciones para todos los problemas a los que se enfrenta su inseparable Nobita. Pero la realidad es bien distinta… Uno nunca tiene la solución a todo ni puede pretender ser el consejero perfecto para todo.

  La experiencia propia nunca es la solución a los problemas ajenos. Puede que nos ayude a ser más comprensivos y mejores oidores, pero nunca nos dará la autoridad para decidir por otros o argumentar que nuestros consejos o soluciones son infalibles… básicamente porque cada persona es un universo en sí mismo. Nadie reacciona, siente o le afectan las cosas del mismo modo que a otros.

   Pero lo más duro es llegar a entender que tu experiencia pasada solo te ha servido para llegar a dónde estás, a partir de ahora debes seguir tú solo. Nuevos desafíos, nuevas experiencias, nuevos…Todo es nuevo, nada puedes comparar ya, con lo que te sucedió. Ni siquiera eres ahora como fuiste en el pasado, por eso ya no te sirve vivir de tus esquemas pre- establecidos.

  No puedes dar por sentado que las cosas son tan solo como tú las ves, juzgándolas con tus antiguos conceptos. Debes abrir tu mente y observar todo como algo nuevo que llega a tu vida… Si no lo haces así, solo conseguirás alejar a las personas que más te importan, sencillamente porque tus esquemas que tanta ayuda te dieron en el pasado, ahora se han convertido tan solo en un lastre estúpido que solo te aparta de ellos.

  Y no pasa nada si descubres que no tienes la solución a todo, es parte del proceso de crecer como persona.

  Ahora bien, si no deseas crecer ni aceptar que debes aprender de tu pasado, y persistes en juzgar todo tal y como lo hiciste…recuerda que con eso solo conseguirás un falso sentido de seguridad. Así lo único que tendrás es un pasado. El presente y el futuro se te escaparan de las manos.

  El pasado tan solo ayuda si lo aceptas y vives con él. Si vives de él…puede que seas feliz a tu manera pero nunca con los que te rodean. Nadie puede pretender que es autosuficiente o que no necesita a los demás… porque eso tan solo lleva a quedarse solo.

     Nunca dejes que los demás piensen por ti. El cerebro es como un musculo que si lo usas regularmente te será útil. Este estúpido mundo, dejó de usarlo hace tiempo. Cierto es que es mucho más cómodo que piensen por ti…pero eso nunca te dará la opción de elegir tú.

   La capacidad de poder elegir y hacerlo bien, es lo que nos hace personas…el resto seguirá siendo gente… tan solo números en las estadísticas del poder establecido a quienes nada importa quienes somos o lo que sentimos. No, las mayorías aunque se lo crean o intenten hacernos creer que es así…no siempre tienen la razón.

Anuncios
de Jose R.