UNA NOCHE INTERMINABLE

 
 “Oscuridad y noche…escondedme en lo más profundo de vuestras entrañas…”
 

A veces no existe explicacion de por que nos sentimos como lo hacemos. Pretendemos siempre encontar un porque a todo. Es posible que nos sintamos imbuidos por una inmensa tristeza, por un sentimiento que nos duele tanto, que nuestra mente abraza la idea de que nunca acabará. Nada consigue apaciguar dicho sentimiento, al grado que un inmenso fuego que nace desde nuestro interior, nos va consumiendo de manera cruel e inexorable.

 Nuestra mente tiene efecto memoria. Sabe de sentimientos encontrados, de sufrimientos olvidados, de ilusiones rotas, y desgraciadamente…sentimientos de autodestruccion. Ese es un pequeño precio a pagar por una vida pasada llena de desconsuelo donde casi nada tenia sentido alguno. Ese pasado tiene el mal gusto de visitarte de vez en cuando y te despierta a una pesadilla llena de contrariedades que nada tiene que ver con tu vida de ahora.

El problema es que traslapas dichos sentimientos pasados con tu vida de actual, cuando nada tiene que ver lo que ahora experimentas, con esa pesadilla que pensabas arrancada de tu fragil mente. Entonces reaccionas ante situaciones cotidianas como lo hiciste entonces, sobredimensionas palabras y acciones… te parece estar reviviendo de nuevo una situacion que te humilló a grado extremo, que mató cualquier rastro de inocencia e ilusión en ti y que casi acabó con tu entero ser.

 Ordenar esos sentimientos en tu mente es harto dificil. Quizas quien esté a tu lado logre percibir tu desazón o es posible que ni siquiera sepas como explicarselo. Aun asi todos los demás asisten a una gran obra teatral donde presentas tu mejor “yo”, tu mejor sonrisa, aunque por dentro, entre bastidores, te sientas acabado. Ningun dolor es eterno. Pero mientras llega tu amanecer donde vuelvas a ser tu “yo” presente, quisieras desaparecer, ser invisible… solo al final despiertas, al darte cuenta que todo sucede por una razon sencilla…piensas demasiado en ti.

 No eres una isla en medio de un inmenso vacio. Nadie debe encerrarse tanto en si mismo como para olvidar lo que nos une a quienes nos aman. Ellos siempre estan ahi, muchas veces mas de lo que merecemos. Valorar eso devuelve la paz a nuestra alma y nos hace ver, que despues de tanta lagrima, la vida por fin nos regalo de nuevo una sonrisa.

Anuncios
de Jose R.