¿RESPETAS?

En un mundo donde no es popular expresar lo que uno siente o donde se ignora por la mayoria, es un autentico desafio hacer publico quienes somos, que sentimos, en resumen… que nos mueve a ser tal cual somos.

Es cierto que cada uno puede escoger sobre qué escribira o qué intentara plasmar con sus lineas y palabras o silencios. Pero a veces olvidamos que existe libertad de pensamiento y que cada uno escoge lo que piensa o siente y como lo hace publico.

Criticar es un arte demasiado peligroso como para usarlo sin valorar sus consecuencias y sin la total seguridad de que no se volvera en nuestra contra. A veces solemos quejarnos por todo y por todos. Al principio puede que alguien preste atencion y se solidarice con nosotros. Pero lo cierto es que uno no puede quejarse constantemente sin correr el riesgo de que en algun momento, quienes escuchaban, se cansen de oir siempre la misma “cantinela” y acaben ignorandonos o haciendo oidos sordos.

Es posible que quien constantemente se queja tenga varios problemas… falta de experiencia, un grado excesivo de ego y el sentido propio de que no existe vida más alla de como esta misma persona ve las cosas.

Las relaciones con nuestro entorno son decididas por nosotros. Es cierto que no siempre podremos escoger con quien pasaremos las horas, pero si cuanto dejaremos ver de quienes somos nosotros mismos en verdad. Esto no quiere decir que hemos de comportarnos hipocritamente con aquellos que nos hacen sentir incomodos. Simplemente se trata de dosificar el grado que va desde una amistad hasta simplemente un comportamiento correcto, educado y respetuoso.

El hecho de que alguien no nos caiga bien o piense de manera diferente a como lo hacemos nosotros, no justifica que nos comportemos de forma despotica con ellos o les hagamos sentir nuestro desprecio, burlandonos de sus ideas. El respeto siempre es un arte que atesorar. La flexibilidad, tambien.

Seguro que no estaremos siempre de acuerdo con las opiniones ajenas, pero…
¿quien nos otorgó el derecho a ridiculizar o menospreciar al que piensa distinto?

Todos somos un mundo y se nos dio el derecho de decorarlo a nuestro modo. Es cierto que “lo que uno siembra…recoge”. Pero como vivimos y pensamos, debe ser decision personal de cada uno y sin tomar en cuenta más de lo necesario las opiniones ajenas.

Hace ya se perdio el respeto por los demas. Pero quien no es consciente de que debe recuperar ese arte, perdio algo mucho mas importante…el respeto por si mismo.

Anuncios
de Jose R.