¿DE QUE “COLOR” ES TU PRESENTE?

diferente

No podemos ignorar una verdad cierta…somos lo que somos en parte por nuestro pasado. No se trata de vivir de él, pero a menudo, situaciones,palabras, incluso música, revolucionan nuestro cerebro y nos transportan por unos instantes a nuestro pasado.

Cada ser humano es un mundo en si mismo. No todos reaccionamos ante las cosas del día a día de la misma manera. Tampoco atesoramos la misma experiencia, lo cual quiere decir que el que alguien afirme que la edad es sinónimo de experiencia, no siempre es una ciencia exacta.

Tampoco todos tienen un pasado turbulento, que quisieron enterrar en su día y de tanto en tanto nos visita con sus hirientes recuerdos. Pero los que si lo hemos tenido, aun cuando no vivamos de ese pasado, nuestra mente nos juega a menudo malas pasadas. Nos transporta a recuerdos que nos desgarran por dentro. A menudo estos fueron fruto de pésimas decisiones, que el tiempo nos ha permitido asumir nuestro grado de culpabilidad.

Intentamos demostrarnos a nosotros mismos que todo quedó en el olvido…y nos sorprendemos cuando nuestra mente revive dolorosos sucesos que creíamos enterrados ya. Esta es nuestra “pequeña hipoteca” que pagar de vez en cuando.

Vivir al día, no significa olvidar lo que somos. De hecho, lo que somos es fruto de todos nuestros errores y también de nuestros aciertos, que también los tuvimos. Tampoco quiere decir que todos los recuerdos que vengan a nuestra mente serán malos. Es cuestión de sobrevivir a los malos recuerdos y saborear los buenos.

Vivir del pasado nos ancla a una visión corta. Vivir con el, asumiendo que nos visitara de vez en cuando, es ser realista. La vida es lo que tenemos día a día. Saborearla depende solo de nosotros.

No existe un presente perfecto, pero en él tenemos cosas buenas y no tan buenas. Las buenas son un aliciente que atesorar y las menos buenas…hay que considerarlas como un pequeño pago por nuestra existencia.

Saborear las pequeñas cosas, son lo que da verdadero significado a nuestro vivir. Las cosas importantes de esta vida que nos ha tocado, no son cosas materiales que poseer. Quien ambiciona tan solo estas, nunca encuentra la felicidad, tan solo va variando sus preocupaciones.

Un poeta [G.A.Becquer] dijo : “Por una mirada…un mundo, por una sonrisa…un cielo, por un beso…no sé que te diera yo por un beso…”. Si, los sentimientos son lo mas valioso que poseemos. Eso si, sentimientos que nos hagan mejores personas, lo que no incluye la ambición, la envidia, el despecho y todos sus demás “primos hermanos”.

Este asqueroso mundo que nos rodea solo sabe de celos y envidias. Solo sabe ser frío y calculador y de vez en cuando afirma que tiene sentimientos… pero es tan solo sentimentalismo barato que se disipa en unos instantes cuando ya desapareció el objeto de deseo o la conveniencia del momento.

Ser diferente es algo extraño hoy. Dejar ver como uno es, debería ser lo normal. Pero muchos tan solo transmiten una imagen que nada tiene que ver con lo que ellos mismos son. Son lo que la “mayoria” les exige

Seamos genuinos, sinceros con nosotros mismos, siempre con la verdad por delante. Quien de verdad nos quiera lo hará por lo que somos en realidad. Solo ellos podrán valorarnos en su justa medida. Los demás… que sigan en su “paraíso de color rosa”. Nosotros vivimos de realidades lo que incluye un futuro único. Pero mientras…sobreviviremos a un presente donde decidimos solo nosotros de que “color” lo pintaremos. Solo una cosa mas…da igual lo que piense la mayoría de la gente, el que estén de acuerdo en algo no les hace tener la razón siempre.

Anuncios
de Jose R.