“SOY TU SANGRE…”

4a

Dulce es la infancia cuando una vida por delante queda. De la tuya y la mía mucho habría que contar… en resumidas cuentas inocencia y felicidad.

De tus muchas inquietudes, algunas preguntas y de fácil respuesta. Nuestra cuna fue origen de dos grandes personas. Por un lado alguien de parcas palabras pero de grandes hechos que ha marcado nuestra infancia de modo que jamas pueda borrarse su amor y cariño en nosotros. Y por otro lado… a quien definí como “el de la eterna sonrisa”. Quien sus desvelos se centraron en proveernos lo necesario con sus manos y dejando con sus ingeniosas palabras, mas de lo que el nunca podrá imaginar, una marca, tal como la que hace un hierro de marcar…jamas se borra . Curiosa combinación, somos los dos producto de ello.

Aun así, siempre hemos sido muy diferentes. Quizás creas que son nuestras diferencias las  que nos separan. Nada mas lejos de ello. Son las que nos mantienen unidos.

De nuestra madre aprendí que son los hechos, no las palabras, caricias o abrazos, las que definen el amor de alguien. Sé que a menudo piensas que lo que de mi se ve hacia ti, es frialdad o que me mantengo distante… Siempre he estado a tu lado, piensa en eso. No pretendo excusarme de que en alguna ocasión haya sido contigo mas frío o distante de lo necesario…puedes estar tranquila, no fuiste tu la culpable.

Conoces mi vida como la tuya. Se nos enseño a luchar y jamas rendirnos. Se nos ha hecho a los dos el mejor regalo… Principios que jamas envejecen y que nos marcan el camino a seguir.

Cada uno ha escogido su vida como vivirla, podre o no estar de acuerdo. Nunca esperé que vieras las cosas como yo. Eres tal como eres y no te querría mas si fueras diferente.

Supongo que a veces te gustaría que compartiéramos mas cosas juntos… pero a menudo la vida y su ajetreo limita nuestros deseos mas de lo que quisiéramos.

Sabes que nunca hago las cosas por quedar bien, y ni mucho menos es mi intención que tengas un escrito mas que leer, con alguna palabra “bonita”. Escribo desde el corazón, y desde el me gustaría poder expresar todo lo que por ti siento. Pero necesito mi tiempo. Piensa en el pasado y comparalo con ahora…¿cuando me sentiste mas cerca? Solo tú sabes la respuesta.

Los años siguen pasando, a menudo mas rápido de lo que nos gustaría, pero como decía la canción “la vida es así…no la he inventado yo”.

Echando una mirada a nuestro pasado seguramente, tu y yo cambiaríamos algunas cosas, pero piensa que lo que ahora somos es producto de lo vivido. Somos sencillamente personas, creo que sin grandes complicaciones. Como antes te escribí, muy diferentes pero nunca hemos permitido que sean obstáculos para permanecer unidos.

Quizás  a veces tengas la sensación de que juzgo tu manera de ser. Eres como eres. Sé que puedo contar contigo como tu sabes lo mismo de mi. Nuestras vidas son paralelas, en muchas cosas diferentes, pero después de los años…seguimos aquí.

Somos lo que somos, y recuerda… quien nos quiera, jamas pretenderá cambiarnos, ha de aceptarnos tal cual somos. En la diferencia esta lo hermoso. Gracias por estar cerca de mi, siempre con las mejores intenciones.

Solo recuerda una cosa mas, soy tu sangre y te quiero tal cual eres.

Para  MERCHE
Septiembre 2009
Anuncios
de Jose R.