¿DE QUE “COLOR” ES TU PRESENTE?

diferente

No podemos ignorar una verdad cierta…somos lo que somos en parte por nuestro pasado. No se trata de vivir de él, pero a menudo, situaciones,palabras, incluso música, revolucionan nuestro cerebro y nos transportan por unos instantes a nuestro pasado.

Cada ser humano es un mundo en si mismo. No todos reaccionamos ante las cosas del día a día de la misma manera. Tampoco atesoramos la misma experiencia, lo cual quiere decir que el que alguien afirme que la edad es sinónimo de experiencia, no siempre es una ciencia exacta.

Tampoco todos tienen un pasado turbulento, que quisieron enterrar en su día y de tanto en tanto nos visita con sus hirientes recuerdos. Pero los que si lo hemos tenido, aun cuando no vivamos de ese pasado, nuestra mente nos juega a menudo malas pasadas. Nos transporta a recuerdos que nos desgarran por dentro. A menudo estos fueron fruto de pésimas decisiones, que el tiempo nos ha permitido asumir nuestro grado de culpabilidad.

Intentamos demostrarnos a nosotros mismos que todo quedó en el olvido…y nos sorprendemos cuando nuestra mente revive dolorosos sucesos que creíamos enterrados ya. Esta es nuestra “pequeña hipoteca” que pagar de vez en cuando.

Vivir al día, no significa olvidar lo que somos. De hecho, lo que somos es fruto de todos nuestros errores y también de nuestros aciertos, que también los tuvimos. Tampoco quiere decir que todos los recuerdos que vengan a nuestra mente serán malos. Es cuestión de sobrevivir a los malos recuerdos y saborear los buenos.

Vivir del pasado nos ancla a una visión corta. Vivir con el, asumiendo que nos visitara de vez en cuando, es ser realista. La vida es lo que tenemos día a día. Saborearla depende solo de nosotros.

No existe un presente perfecto, pero en él tenemos cosas buenas y no tan buenas. Las buenas son un aliciente que atesorar y las menos buenas…hay que considerarlas como un pequeño pago por nuestra existencia.

Saborear las pequeñas cosas, son lo que da verdadero significado a nuestro vivir. Las cosas importantes de esta vida que nos ha tocado, no son cosas materiales que poseer. Quien ambiciona tan solo estas, nunca encuentra la felicidad, tan solo va variando sus preocupaciones.

Un poeta [G.A.Becquer] dijo : “Por una mirada…un mundo, por una sonrisa…un cielo, por un beso…no sé que te diera yo por un beso…”. Si, los sentimientos son lo mas valioso que poseemos. Eso si, sentimientos que nos hagan mejores personas, lo que no incluye la ambición, la envidia, el despecho y todos sus demás “primos hermanos”.

Este asqueroso mundo que nos rodea solo sabe de celos y envidias. Solo sabe ser frío y calculador y de vez en cuando afirma que tiene sentimientos… pero es tan solo sentimentalismo barato que se disipa en unos instantes cuando ya desapareció el objeto de deseo o la conveniencia del momento.

Ser diferente es algo extraño hoy. Dejar ver como uno es, debería ser lo normal. Pero muchos tan solo transmiten una imagen que nada tiene que ver con lo que ellos mismos son. Son lo que la “mayoria” les exige

Seamos genuinos, sinceros con nosotros mismos, siempre con la verdad por delante. Quien de verdad nos quiera lo hará por lo que somos en realidad. Solo ellos podrán valorarnos en su justa medida. Los demás… que sigan en su “paraíso de color rosa”. Nosotros vivimos de realidades lo que incluye un futuro único. Pero mientras…sobreviviremos a un presente donde decidimos solo nosotros de que “color” lo pintaremos. Solo una cosa mas…da igual lo que piense la mayoría de la gente, el que estén de acuerdo en algo no les hace tener la razón siempre.

de Jose R.

“SOY TU SANGRE…”

4a

Dulce es la infancia cuando una vida por delante queda. De la tuya y la mía mucho habría que contar… en resumidas cuentas inocencia y felicidad.

De tus muchas inquietudes, algunas preguntas y de fácil respuesta. Nuestra cuna fue origen de dos grandes personas. Por un lado alguien de parcas palabras pero de grandes hechos que ha marcado nuestra infancia de modo que jamas pueda borrarse su amor y cariño en nosotros. Y por otro lado… a quien definí como “el de la eterna sonrisa”. Quien sus desvelos se centraron en proveernos lo necesario con sus manos y dejando con sus ingeniosas palabras, mas de lo que el nunca podrá imaginar, una marca, tal como la que hace un hierro de marcar…jamas se borra . Curiosa combinación, somos los dos producto de ello.

Aun así, siempre hemos sido muy diferentes. Quizás creas que son nuestras diferencias las  que nos separan. Nada mas lejos de ello. Son las que nos mantienen unidos.

De nuestra madre aprendí que son los hechos, no las palabras, caricias o abrazos, las que definen el amor de alguien. Sé que a menudo piensas que lo que de mi se ve hacia ti, es frialdad o que me mantengo distante… Siempre he estado a tu lado, piensa en eso. No pretendo excusarme de que en alguna ocasión haya sido contigo mas frío o distante de lo necesario…puedes estar tranquila, no fuiste tu la culpable.

Conoces mi vida como la tuya. Se nos enseño a luchar y jamas rendirnos. Se nos ha hecho a los dos el mejor regalo… Principios que jamas envejecen y que nos marcan el camino a seguir.

Cada uno ha escogido su vida como vivirla, podre o no estar de acuerdo. Nunca esperé que vieras las cosas como yo. Eres tal como eres y no te querría mas si fueras diferente.

Supongo que a veces te gustaría que compartiéramos mas cosas juntos… pero a menudo la vida y su ajetreo limita nuestros deseos mas de lo que quisiéramos.

Sabes que nunca hago las cosas por quedar bien, y ni mucho menos es mi intención que tengas un escrito mas que leer, con alguna palabra “bonita”. Escribo desde el corazón, y desde el me gustaría poder expresar todo lo que por ti siento. Pero necesito mi tiempo. Piensa en el pasado y comparalo con ahora…¿cuando me sentiste mas cerca? Solo tú sabes la respuesta.

Los años siguen pasando, a menudo mas rápido de lo que nos gustaría, pero como decía la canción “la vida es así…no la he inventado yo”.

Echando una mirada a nuestro pasado seguramente, tu y yo cambiaríamos algunas cosas, pero piensa que lo que ahora somos es producto de lo vivido. Somos sencillamente personas, creo que sin grandes complicaciones. Como antes te escribí, muy diferentes pero nunca hemos permitido que sean obstáculos para permanecer unidos.

Quizás  a veces tengas la sensación de que juzgo tu manera de ser. Eres como eres. Sé que puedo contar contigo como tu sabes lo mismo de mi. Nuestras vidas son paralelas, en muchas cosas diferentes, pero después de los años…seguimos aquí.

Somos lo que somos, y recuerda… quien nos quiera, jamas pretenderá cambiarnos, ha de aceptarnos tal cual somos. En la diferencia esta lo hermoso. Gracias por estar cerca de mi, siempre con las mejores intenciones.

Solo recuerda una cosa mas, soy tu sangre y te quiero tal cual eres.

Para  MERCHE
Septiembre 2009
de Jose R.