C´EST L´AMOUR

imgLa Reina Victoria2

A menudo de la historia se puede aprender mucho. Un político del siglo XIX, Vazquez de Mella, dijo : “Un pueblo se enlaza con la muerte el día en que se divorcia de su historia”.

El pasado nos enseña lecciones que parecen, para muchos, simple historia pasada. Quien me conoce, sabe que soy un apasionado de la historia y del cine. Y la historia a que me refiero esta relacionada con la película “la reina victoria”.  Mas allá de la simple historia política y del poco rigor historico, relata la historia de un verdadero amor,el de la reina Victoria y su consorte esposo el príncipe Alberto. Tan solo en la pelicula, ese amor le llevó a exponer su propia vida por salvar la de ella en un atentado. Los diálogos de la película justo después de este trágico suceso, no se quedan en  simple romanticismo. Básicamente por que la historia real, atestigua que este príncipe, ademas de sentir autentica devoción por su esposa, fue, al contrario de sus antecesores, fiel y leal a la única mujer a la que amó. Mientras vivió él, ella fue la razón de su existencia.

Hoy se da tan poco valor al amor y a la lealtad dentro de la pareja, que parece para muchos patético o cursi que dos personas que se amen de verdad, no simplemente por la atracción física, se declaren amor mutuo mientras vivan.

Este infantil y caprichoso sistema, esta creado para atraer los sentidos y despertar los deseos sexuales sin freno alguno. Para la mayoría la lealtad o fidelidad tan solo es cuestión de conveniencia y a menudo pasajera.

El amor de verdad es mas que simple atracción o deseo sexual. Solo cuando se mezcla amor, unos “gramos de sexo y pasión”, y grandes dosis de lealtad junto con espíritu de sacrificio, se consigue la “receta” del verdadero amor que muchos afirman poseer pero que pocos disfrutan la dicha de tenerlo.

La vida, en el campo de las relaciones entre hombre y mujer, solo tiene sentido cuando existe el verdadero amor. Cuando hay un espíritu de sacrificio mutuo y donde el interés de la otra parte esta por encima del de uno mismo, todo es menos complicado. No significa que lo tengan que ver todo igual…simplemente se esfuerzan por encontrar un termino medio. Y ante problemas ni siquiera acarician la idea de abandonar, hacen un frente unido.

Cuando uno ha convivido con alguien que se siente el centro del universo, que considera cualquier “arma” necesaria y útil para conseguir sus fines, y que se siente por encima del bien y del mal, manipulando a su antojo… sabe diferenciar entre amor y posesión.

La historia aprendida te enseña a diferenciar qué es un hecho aislado y qué una costumbre arraigada.

Se dice que el amor es ciego. Pero lo cierto es que el amor de verdad no excusa lo evidente y sabe llamar a las cosas por su nombre sin ser duro e intransigente.

La vida no siempre te concede una segunda oportunidad…si te tocó, dale el valor que merece. Disfruta del momento y abandona tus fantasmas del pasado, que si bien te sirvieron para aprender, no se crearon para vivir atado a ellos.

La unión entre hombre y mujer no se creo como algo caprichoso o pasajero. Se hizo para unir de manera única a un hombre y a una mujer, convirtiéndolos en una mente y corazón, con un único objetivo… una vida plena de dichas y con su dosis de desafíos que afrontar juntos. Si a eso le añadimos que los dos sepan cual debe ser el centro de sus vidas y vivan de acuerdo a ello, la unión sera algo permanente y feliz.

¿Demasiado bonito para ser cierto? Si lo experimentas sabrás que es mas que solo un sueño.

Anuncios
de Jose R.