¿DEJAS QUE PIENSEN POR TI?

pensador+atrapado+2

Aun cuando pensemos que si, casi siempre no sabemos todo lo que nos gustaría. Demasiadas cosas escapan a nuestro control y nos encontramos sin escudo alguno, intentando sobreponernos a los duros golpes que esta cruel vida nos “regala”. El pasar del tiempo nos da más experiencia, pero parece que a veces la “olvidamos” deliberadamente…y así nos va.

Nos enfrentamos a desafíos que muchas veces exceden nuestra capacidad e ignoramos que somos tan poca cosa… La vida va demasiado deprisa y no estamos hechos para seguir su ritmo, aunque creamos que si. Nos perdemos las mejores cosas, solamente por seguir sueños inalcanzables que quedaran con el tiempo enterrados junto a nuestra ilusión, en el mejor de los casos. Todo lo que nos rodea esta fabricado para no dejarnos pensar por nosotros mismos y para facilitar que nos erijamos en jueces ajenos, criticando severamente “la diferencia”. Este asqueroso sistema inhumano, no permite ser diferente. Intentan encajarnos en un molde donde no existen ni pensamientos ni ideas propias. Las mayorías ya deciden “por el bien común”.

Los sentimientos, hace tiempo ya casi desaparecieron. Se ha sustituido por un sentimentalismo barato que no nace del corazón. Su principio es la simple conveniencia del momento. El progreso nos ha traído mucha inteligencia pero mató las formas. La hipocresía es parte de nuestro menú habitual, que nos obliga a aceptar como normal, que mientras nos están mintiendo en nuestra cara, hacemos ver que nos lo creemos. Todo básicamente para acallar la supuesta conciencia de nuestro interlocutor (dando por sentado que no se le murió, mientras inventaba qué decirnos).

Se nos etiqueta como peligrosos, simplemente por pensar diferente a la mayoría, aun cuando intentemos pasar desapercibidos sin imponer a los demás nuestro modo de pensar. Seguimos respetando que se piense diferente a nosotros, sin rasgarnos las vestiduras por que no se esté de acuerdo con nuestro criterio de las cosas. Aun así…somos un peligro para ellos. Y nos lo recuerdan constantemente. Incluso en nuestro ambiente laboral, donde lo que cuenta es la calidad de nuestro trabajo, se permiten frivolizar con amenazas veladas, recordándonos que no demos el mas mínimo motivo, por que dejan claro que tienen el poder en sus manos para deshacerse de nosotros. Simplemente por unas ideas, las nuestras, que no son del agrado de la mayoría, aun cuando evitamos hablar de ellas en nuestro espacio laboral, por respeto a quien nos paga. Nadie puede gobernar ni decidir sobre lo que hagamos en nuestro tiempo libre. A menudo nuestra meta allí es ganarnos el sustento, no hacer amigos por obligación. Junto a esto nuestras múltiples preocupaciones, las cuales intentamos sobrellevar sin transigir a nuestro modo de vida…la que hemos escogido por nosotros mismos. Tan solo buscamos que nos dejen en paz.

Pero para la mayoría, somos una molestia, básicamente por que les recordamos que es posible pensar y actuar por uno mismo sin dejarse llevar por lo que digan los demás. Somos lo que somos y aunque a la mayoría le cause repulsión, hay una gran verdad que han decidido ignorar…La verdad y la razón no están siempre del lado de la mayoría aunque hayan decidido creérselo.

Anuncios
de Jose R.