TAN SOLO ESPEJISMOS

 

nl

El mundo que nos rodea está lleno de ilusiones, espejismos que parecen tan cercanos que con tan solo acercar la mano, puedes cogerlos… pero cuando crees tan cerca estar, de pronto estallan como pompas de jabón…y te quedas con la cara de no acabar de creer lo que ha pasado. El problema es el precio que has estado dispuesto a pagar por esa “pompa de jabón”, que desvanecida ya, te deja vacio.

Te pasas la vida persiguiendo sueños que crees imposibles, y quizá de pronto se hacen realidad, al grado que no acabas de creer que algo así te haya pasado a ti. ¿Que haces entonces? Probablemente te dispones a rehacer muchos de tus conceptos rotos por esta nueva realidad.

Pero en el transcurso de ésta etapa, es muy posible que aparezcan nuevas “pompas de jabón”… ¿que harás entonces? ¿Te centraras en disfrutar y saborear ese sueño realizado o iras tras esos espejismos, sin pensar en el costo final? Aparentemente no es una decisión difícil de tomar.

El ser humano, con todo lo inteligente que puede llegar a ser, es capaz de creer que ciertos espejismos son sueños que luchar por conseguir. En cierto modo somos como aquel niño que rechaza un billete de gran valor a cambio de una  moneda, tan solo por que brilla mucho, pero carece de valor. El niño no percibe la equivocación, pero el adulto al despertar de su locura transitoria, es muy posible que haya perdido o roto cosas irreparables.

Que bueno es hacer un alto en el camino. Piensa… ¿como diferenciar un sueño de un espejismo? Aunque en muchos campos uno debe decidir vivir al día (carpe diem!), en otros uno debe calibrar las posibles consecuencias. y éste es uno de ellos. Intenta ver más allá de lo que ves a primera vista. ¿Ves posible ese sueño? quizás dejes mucho atrás por conseguirlo, pero te llenará al hacerse realidad, porque sabes cuanto te ha costado.  El espejismo tan solo dura un efímero tiempo y es tan difícil imaginarlo a largo plazo… a menudo tampoco  se ven las cosas con claridad.

Ahí está la diferencia: un sueño puede ser eterno. Un espejismo permanece tan solo, por hermoso que sea, como lo que dura una pompa de jabón hasta que estalla, quedándote solo con la sensación de perdida. Quizá en un momento de poca lucidez, tu corazón te haga confundir un espejismo con un sueño. Tu sensatez debería frenarte en el instante preciso. De ti depende que lo haga. ¿Como? Deberías valorar y atesorar en su justa medida lo que tienes, cuidándolo como lo que es: tu vida. y aunque los sentimientos son importantes , nunca te dejes llevar por la emoción del momento , antesala de un fracaso seguro.

Un sabio proverbio dice “jamás menosprecies lo que tienes, por lo que te falta por conseguir”. No se trata de ser conformista ni de renunciar a tus sueños. Tan solo se trata de no olvidar que vivimos rodeados de un mundo de realidades, donde los sueños que dirigen parte de tu vida deben ser escogidos con visión de futuro, nunca de presente.

Y nunca, nunca cambies tu sueño realizado por un simple espejismo, que estallará tarde o temprano, cual pompa de jabón, y que puede dejarte sin nada, absolutamente nada.

Anuncios
de Jose R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s