TÚ ELIGES

55

“Mira atrás cuando tu camino te llame, pero no andes de espaldas”*

Aprender de nuestros fallos es lo mas difícil del ser humano. Aun en medio de ese desafío, todos perseguimos sueños pero no podemos dar la espalda a la realidad…quizás no se cumplan.

Todos solemos, con los años, marcarnos un camino a seguir y de nosotros depende saber aprender de nuestro pasado, con aciertos y errores. Pero ignorar quienes somos, y que el paso del tiempo nos va a ir moldeando, supone una garantía de que fracasaremos en el intento.

Vivimos en medio de ilusiones y demasiadas realidades. No solemos encajar que las cosas no sean como quisiéramos, particularmente en nuestra edad temprana. Al ir haciéndonos mayores nos encontramos ante la mas dura encrucijada: o seguimos fieles a nuestros principios o dejamos que los demás escojan quienes somos.

Si escogemos ser fieles a nosotros mismos probablemente añadamos significado al porqué hacemos las cosas. Eso no supone que todo sera como nos gustaría pero al menos viviremos con sentido. Aun con esa elección podemos aprender de otros. Queramos o no todo lo que nos rodea influye en nosotros, a veces sin darnos cuenta. Eso es lo que va moldeando con los años  nuestra manera de ser o sentir.

Pero dejar lo que somos en manos de la mayoría… nos convierte en números. Fríos números que no dejan ver nuestro verdadero potencial, sencillamente porque decidimos silenciarlo. Nos limitaremos a reír de lo que todo el mundo ríe, aunque no nos haga gracia. Iremos al son de la opinión mayoritaria aunque en el fondo sepamos y creamos que no debe ser así.

Ser diferente a la mayoría, cada vez resulta mas difícil. Uno, al pasar el tiempo, puede mirar atrás y ver el camino recorrido. Puede que no se sienta orgulloso del todo pero seguro que habrá habido aciertos. Al menos de eso si se puede aprender mientras seguimos nuestro camino. Pero andar de espaldas a la realidad significa optar por no aprender del camino recorrido, sin ver los obstáculos que quedan por delante y sin la posibilidad, con la experiencia adquirida con los años, de poder sortearlos.

Lo cierto es que lo mas cómodo es no oponer resistencia y dejarse llevar…¿pero a donde te lleva?. Luchar por lo que uno cree y ser fiel a sus principios sin hacer daño a nadie, es la única opción que te deja ser alguien. No es cuestión de definir si mejor o peor, pero al menos uno es el que escoge. Puede que haya equivocaciones, pero seguro que también aciertos. Y cuando uno es fiel a si mismo, la calidad de las personas que te rodean , te hace mas valioso todavía.

Si escoges dejarte llevar por lo que hace todo el mundo… quizás quien te rodee, con toda seguridad, contribuirá muy poco a que seas feliz. No hablamos de la falsa imitación de lo que la mayoría considera felicidad. Lo que de verdad te llenara como persona no se compra con dinero. Las cosas mas importantes de esta vida no son cosas… son sentimientos que te llenan como nada material puede hacerlo. Son lo que te inunda de ilusión, y te da ganas de vivir. Pero si prefieres ser un autómata que solo vive sin sentir ni pensar…nada hay que decir, tuya es la elección.

*esta frase es de un buen articulo del  fotolog de noi_k (5.12.2008)
de Jose R.

EN EL OCASO

 

ocaso1

Hoy anochece un poco en nuestras almas,pero mas allá de las muchas lagrimas derramadas, está el sol de tus muchos y buenos recuerdos. Gracias por regalarnos tu presencia y tus risas. Sencillamente gracias por ser tú mismo. Un poco de tu esencia quedará en todos nosotros hoy, mañana y para siempre”.

Estas palabras quedaron escritas en un libro de recordatorio en un funeral de un familiar, tal como expresan estas palabras, muy apreciado y querido por todos. Aun en la distancia, se le podía recordar con una sonrisa en la boca y sus muy comunes frases ocurrentes. Todo fue demasiado deprisa, apenas hubo tiempo para despedirse de él…se durmió en la muerte.

Demasiadas veces nos quedamos con las ganas de expresar nuestros sentimientos a quienes queremos. Equivocadamente pensamos que es cosa de débiles, para luego mordernos la boca de rabia por haber perdido la oportunidad de expresarlo. En medio de este mundo frío y calculador, no esta de moda ser sensibles a los sentimientos. Nos intentan llevar al puro egoísmo donde solo impera el yo. Nos invitan a no pensar ni sentir, tan solo fomentan “vivir”.

Lo que se les escapa es que vivir como ellos dicen, sin pensar ni sentir , ni ser sensibles a los sentimientos de otros o los nuestros, es una idea muy, muy rebajada de la vida de calidad que todos ansiamos pero que pocos reconocen necesitar.

Necesitamos de los demás , aun cuando no lo reconozcamos y los demás también de nosotros. No somos islas solitarias y auto suficientes. ¿Cuando fue la ultima vez que expresaste con un simple “te quiero”, con un beso, o quizás un abrazo, lo que sentías por alguien a quien quieres? “Eso ya lo sabe” es la respuesta mas común que se suele decir. Pero en el fondo todos necesitamos oír y sentir de manera sincera lo que nuestros seres mas queridos sienten por nosotros. Por eso mismo ellos tienen también esa necesidad.

Lo cierto es que los que ya son mayores, crecieron en una etapa donde la dureza de las circunstancias les hicieron renunciar a las muestras de afecto o las expresiones de cariño. Pero ya en su ocaso vuelven a sentir la necesidad, aunque no lo digan abiertamente, de que se les quiera, que se les abrace, que se les diga cuanto significan para nosotros. Todo va demasiado deprisa. Nunca desperdicies una oportunidad de expresarlo abiertamente y sin complejos… quien sabe si esa sea la ultima oportunidad. Mientras, disfruta de hacer sentir a los que te rodean , cuanto significa su presencia cerca de ti.

Es posible que alguien al leer estas frases, piense que suenan un poco “cursis”. Si al leerlas te sientes así, dedica tan solo unos minutos a pensar en ellas. Puede que encuentres la respuesta del porque, en el fondo, aun cuando no quieras reconocerlo, te sientes tan solo en medio de la gente.

de Jose R.

¿QUE HAY DETRAS DE TU VERDAD?

222

Nada es verdad ni es mentira , todo depende el color del cristal desde donde se mira” .

Esto viene a decir que cada cual debe decidir qué considera verdad y qué considera mentira. Lo cierto es que cada uno decide en que creer y la forma en que lo hace, pero las verdades básicas e inamovibles, son las que son, aun cuando decidamos ignorarlas premeditadamente.

Las “otras” verdades son las que decidimos aceptar en nuestro vivir cotidiano. De esas hay mucho que hablar. Parece que lo mas popular es mentir. Cada vez es mas difícil encontrar personas en las que confiar, y mas difícil todavía las que para ellos su si,es si y su no, es no.

Mentir se puede definir como negar la verdad a quien se le debe. Esto significa que no tenemos por que dar detalles de todo a todo el que nos pregunte. Mas bien hay personas a las que, aceptemoslo, debemos cuentas de lo que hacemos. En esos momentos es fácil caer en la tentación de “decorar” la verdad o mencionar tan solo lo que nos deja en buen lugar y esconder todo aquello que consideramos que puede afectar a nuestra reputación.

“Decorar” la verdad ante quien se la debemos, es, aun cuando le quitemos importancia, mentir al fin y al cabo. Nadie puede decir que en momentos incómodos no lo ha hecho alguna que otra vez. Pero quien hace un habito de ello, tarde o temprano queda al descubierto.

Probablemente no es popular ser conocido como alguien que siempre dice la verdad,incluso puede que, en un mundo donde lo popular es mentir, uno salga perjudicado momentáneamente. Pero a la larga cada uno queda por lo que es. En el fondo a todos nos gustaría ser confiables para los demás y poder confiar nosotros en ellos. Y una verdad absoluta es que, aunque haya quien piense que son tonterías, quien es honrado y veraz siempre tiene lo necesario.

En un mundo donde impera lo material es fácil entender el siguiente ejemplo. El valor de la moneda de curso legal en cada país viene dado por el respaldo de las reservas de oro que tiene. A mayor cantidad de oro, mas fuerte es su moneda.

¿Que respaldo tiene tu palabra? ¿ Son “tus reservas” tan valiosas que tu palabra nunca es puesta en duda, que tu si es si y tu no es no? Lo cierto es que a muchos se les suele aplicar el dicho “mientes mas que hablas”. A estos les cuesta hacer valer su palabra.

Hay cosas que nunca pasan de moda, y decir siempre la verdad, aunque nos pueda perjudicar, es una de ellas. Se dice que las mentiras tienen las piernas muy cortas o que se alcanza a un mentiroso antes que a un cojo. Vale mas aceptar la vergüenza de un error , que convertir nuestra vida en un error, al mentir en todas sus formas y maneras. Da igual que la mayoría lo haga, que sea popular engañar o estafar, da lo mismo la manera en que se haga.

Sencillamente , y eso es una verdad absoluta, las mayorías, aunque lo crean, no siempre tienen la razón.

de Jose R.

¿ALGO PARA RECORDAR?

23

Siempre pensé que las fotografías son pequeños instantes de tu vida (la de cada cual) y describen normalmente con afinada exactitud , momentos para recordar o … para olvidar. Momentos en los que te gusta recrearte… momentos rodeados de hechos que te confirman que la foto no fue pura casualidad , que plasmó , casi siempre , la felicidad que sentías en dicho momento.

Por otro lado , otras de las que sueles deshacerte con rapidez , como si te quemaran en las manos. Y están esas que… te gustaría borrar a quien ahora piensas que no debió estar allí. Instantáneas que al verlas , dispara flashes en tu mente y una mezcla extraña de sentimientos , que apenas alcanzas a dominar , a menudo abriendo heridas que pensaste ya curadas.

A menudo se dice que “lo hecho , hecho está” o “de nada sirve lamentar aquello que ya no puedes cambiar”. Pero , aunque no se trata de ahogarse en tus penas o miserias , no puedes evitar recordar que te sentiste ignorado , humillado y , en el peor de los casos … traicionado. yo tengo la teoría , que lo mejor es hablar de lo que uno siente . Y si eso es de modo regular , menor efecto causa en uno mismo cualquier suceso por doloroso que sea.

No se trata de envolverse en una “burbuja” que te aísle de todo lo que pueda hacerte daño. Tampoco volverse insensible , lo cual nos quitaría lo que de humano tenemos. Se trata de que , aun cuando no puedes borrar tu pasado , por hiriente que sea , te afecte lo justo e imprescindible.

El pasar de “robot” , donde no piensas en como te afectan las cosas que pasan a tu alrededor , donde actúas mas o menos como un reloj de precisión ( como se espera de ti ), a convertirte en alguien a quien le afectan las cosas , a veces mas de lo que quisieras , siempre cuesta de aceptar. Aquello por lo que apenas te inmutabas , de pronto te afecta más de lo que esperabas.

Aunque la tendencia general es perder lo que de humano tenemos (nuestros sentimientos) , no olvidemos que esto seguirá siendo lo que marcará la frontera entre la denominada “gente” y los que a pesar de lo que la mayoría opine , prefieren seguir siendo “personas”.

Esta opción a veces duele hasta lo más profundo de nuestro ser , pero ser sensible a nuestros sentimientos y los de los que nos rodean , nos hace únicos , diferentes a los miembros del reino animal , quienes tan solo se rigen por sus instintos. De nosotros depende ya ¿que preferimos como motor de nuestras acciones…sentimientos o instintos?.

Existe más que el presente , no lo olvidemos.

de Jose R.

SENTIR

corazon1

Los sentimientos son lo más difícil de controlar. A menudo uno al examinarse se sorprende de qué extraños sentimientos han calado en nuestro mas interno ser. Demasiadas veces, uno tiene la sensación de no conocerse tan bien como creía y se encuentra con aquello tan insólito como extraño…sentimientos que mueren o nacen…y quizá nuestros miedos de empezar a sentir algo que nos supere mas de lo que pensábamos en un principio, escapándose de nuestras manos, arrasando a menudo nuestra propia vida.

Odio, orgullo, envidia o celos… sentimientos que pueden nacer sin darnos cuenta en nosotros mismos. Y ante un arrebato o estallido, nos sorprendemos de nuestra propia reacción…”yo no soy así” o “yo seria incapaz…”, es posible que pensemos, pero que amargas consecuencias pueden resultar de ello.

Por otro lado el amor o cariño, sentimientos que bien dirigidos llenan en su inmensidad nuestra vida…pero mal dirigidos o con alguien equivocado, pueden atravesarnos dejándonos una herida difícil de curar o destrozar lo más valioso de nuestra vida…sin dejar a veces la mas mínima posibilidad de recuperarnos de nuestra equivocada elección, dejando una senda llena de lagrimas a nuestro paso.

Los sentimientos que uno puede expresar libremente, nunca hacen daño, ni hieren a nadie, jamás dejan heridas abiertas, tampoco lagrimas de dolor inconsolable… pero aquellos sentimientos que al nacer y crecer hieren los sentimientos de los demás, no merecen vivir, tan solo merecen ser arrancados por muy arraigados que estén en nuestro mas interno ser.

Es posible que nos duela al principio…pero no somos islas. Quienes nos quieren merecen lo mejor de nosotros, no podemos defraudarles ni defraudarnos a nosotros mismos. Los sentimientos dañinos o equivocados nos empequeñecen como personas, dejándonos sin lo más importante…nuestra propia identidad.

Es preferible un poco de dolor momentáneo, que convertirse en muerto en vida…donde ya todo da lo mismo, donde no te sientes amado ni querido de verdad, donde perdiste todo aquello que alguna vez dio sentido a tu vida.

Si…los sentimientos pueden ser lo mas hermoso, pero solo si el objeto de ellos es quienes nos aman o quienes nos aprecian de verdad.

de Jose R.

TAN SOLO ESPEJISMOS

 

nl

El mundo que nos rodea está lleno de ilusiones, espejismos que parecen tan cercanos que con tan solo acercar la mano, puedes cogerlos… pero cuando crees tan cerca estar, de pronto estallan como pompas de jabón…y te quedas con la cara de no acabar de creer lo que ha pasado. El problema es el precio que has estado dispuesto a pagar por esa “pompa de jabón”, que desvanecida ya, te deja vacio.

Te pasas la vida persiguiendo sueños que crees imposibles, y quizá de pronto se hacen realidad, al grado que no acabas de creer que algo así te haya pasado a ti. ¿Que haces entonces? Probablemente te dispones a rehacer muchos de tus conceptos rotos por esta nueva realidad.

Pero en el transcurso de ésta etapa, es muy posible que aparezcan nuevas “pompas de jabón”… ¿que harás entonces? ¿Te centraras en disfrutar y saborear ese sueño realizado o iras tras esos espejismos, sin pensar en el costo final? Aparentemente no es una decisión difícil de tomar.

El ser humano, con todo lo inteligente que puede llegar a ser, es capaz de creer que ciertos espejismos son sueños que luchar por conseguir. En cierto modo somos como aquel niño que rechaza un billete de gran valor a cambio de una  moneda, tan solo por que brilla mucho, pero carece de valor. El niño no percibe la equivocación, pero el adulto al despertar de su locura transitoria, es muy posible que haya perdido o roto cosas irreparables.

Que bueno es hacer un alto en el camino. Piensa… ¿como diferenciar un sueño de un espejismo? Aunque en muchos campos uno debe decidir vivir al día (carpe diem!), en otros uno debe calibrar las posibles consecuencias. y éste es uno de ellos. Intenta ver más allá de lo que ves a primera vista. ¿Ves posible ese sueño? quizás dejes mucho atrás por conseguirlo, pero te llenará al hacerse realidad, porque sabes cuanto te ha costado.  El espejismo tan solo dura un efímero tiempo y es tan difícil imaginarlo a largo plazo… a menudo tampoco  se ven las cosas con claridad.

Ahí está la diferencia: un sueño puede ser eterno. Un espejismo permanece tan solo, por hermoso que sea, como lo que dura una pompa de jabón hasta que estalla, quedándote solo con la sensación de perdida. Quizá en un momento de poca lucidez, tu corazón te haga confundir un espejismo con un sueño. Tu sensatez debería frenarte en el instante preciso. De ti depende que lo haga. ¿Como? Deberías valorar y atesorar en su justa medida lo que tienes, cuidándolo como lo que es: tu vida. y aunque los sentimientos son importantes , nunca te dejes llevar por la emoción del momento , antesala de un fracaso seguro.

Un sabio proverbio dice “jamás menosprecies lo que tienes, por lo que te falta por conseguir”. No se trata de ser conformista ni de renunciar a tus sueños. Tan solo se trata de no olvidar que vivimos rodeados de un mundo de realidades, donde los sueños que dirigen parte de tu vida deben ser escogidos con visión de futuro, nunca de presente.

Y nunca, nunca cambies tu sueño realizado por un simple espejismo, que estallará tarde o temprano, cual pompa de jabón, y que puede dejarte sin nada, absolutamente nada.

de Jose R.