¿QUIEN ERES?

regalo2

¿Quien eres? es posible que nunca te hayas hecho esta pregunta. Gran parte de nuestra vida, nos la pasamos, casi sin darnos cuenta, intentando crear una imagen hacia los demás. Es posible que sea la que queremos que los demás vean…pero es muy posible que no describa en su totalidad quienes somos e inconscientemente, escondamos cosas, que no nos engañemos, no hace que nos sintamos orgullosos de ser como somos.

Siempre se ha asociado el hielo a ser una persona fría e insensible…pero es posible que no siempre sea de carácter negativo ser como el hielo. El hielo es fuerte y duro, difícil de mantenerse ante el calor, pero guardado en circunstancias propicias, siempre permanece.

¿Que tendrá que ver el hielo con nosotros? nadie esta exento a las inquietudes o problemas, ni puede impedir que las cosas o personas alrededor, afecten nuestro modo de verlas. Pero… ¿afectan excesivamente nuestra manera de ser? tal como el hielo en las circunstancias adecuadas mantiene su esencia, mantenernos fieles a nuestros principios, nuestra fe y nuestra manera de ser, hace que conservemos siempre lo que somos. Dejarnos llevar o influir por lo que la mayoría piensa o cree, hace que, tal como el hielo ante el calor, perdamos lo mas valioso que tenemos…nosotros mismos. Pasamos a ser una simple marioneta en manos de una opinión mayoritaria y común. Dejamos de ser persona para convertirnos en simple gente.

Es verdad que lo más cómodo es dejarse llevar…pero la verdadera razón de nuestra existencia se difumina o se deshace tal como el hielo. Ya no somos nadie, somos tan solo un numero mas en este mundo frio y sin sentimientos, que tan solo importa el ahora y que se deja manejar por los instintos a cualquier precio.

¿Quien eres? ¿Que dice de ti lo que te rodea? puede que intentes vender a los demás una imagen de ti un tanto perfecta, pero lo cierto es que lo que hay a tu alrededor habla por ti. ¿Quienes son tus amigos? ¿Cual es tu entorno donde se te percibe a gusto? puedes inundar la mente de los demás con hermosas palabras sobre quien eres… pero la respuesta a estas preguntas te deja por lo que eres de verdad… no por lo que tú deseas que la gente vea en ti.

el primer paso…ser critico con uno mismo, lo que no quiere decir auto-humillarse, ni hacernos creer que no tenemos valor alguno o que todo lo hacemos mal.

el segundo paso…ser sincero ante todo, lo que no quiere decir que tenemos libertad absoluta de decir las cosas como nos plazca sin medir como lo decimos.

el tercer paso…mostrarnos ante los demas tal cual somos, sin avergonzarnos de quien somos ni lo que somos.al fin y al cabo los demas ya saben quienes somos, al menos los que verdaderamente quieren conocernos. los que no…ellos se lo pierden. pero nunca sacrifiquemos nada por ser aceptados por gente que no le importamos lo mas minimo.

es muy posible que intentar permanecer frios y duros como el hielo, inalterables, hara que seamos objeto de dura critica…e incluso odio o indiferencia.pero ser fieles a nosotros mismos vale mas que un instante de aprobacion de quienes no la necesitamos.

¿quien eres? no te escondas, nadie es perfecto ni tiene todas las cualidades precisas…sé persona ante todo. la gente no sabra valorarte pero las personas como tú, buscaran tu compañía sin pretender juzgarte y valorandote tal como eres. ni siquiera tendras que hacer el esfuerzo de explicar como eres.sera tan evidente…ellos lo veran.

Anuncios
de Jose R.

SIN MIEDO A PENSAR

22

¿Porque vivimos tan deprisa? Nos hemos acostumbrado a no pensar mas de lo necesario, a no meditar, a vivir corriendo. Vivimos un eterno comienzo diario de aquellos que hasta el primer café no somos nadie y parece que nunca llegue el momento de que el café nos despierte.

A menudo miramos solo lo que vemos a primera vista. Y lo cierto es que eso nos dice bien poco de lo que nos rodea. El resultado es que dejamos de disfrutar de cosas tan solo por no mirarlas desde la perspectiva correcta.

Demasiadas veces nos volvemos un poco superficiales, dejando de lado aquellas pequeñas cosas que dan sentido a nuestra vida. Presumimos de independientes…pero en el fondo sabemos que necesitamos el apoyo de otros, si lo que queremos es sentirnos realizados.

Es posible que así creamos vivir mas cómodos, pero si lo hacemos, vivimos de espaldas a la realidad. La gente en general ya no se conforma con las cosas sencillas, quiere todo y al momento, aunque con ello tenga que dejar de lado principios o pensamientos que los convertirían en personas mas completas. Lo ilógico es que se contentan con seguir lo que la mayoría considere “normal”.

El tiempo vuela tan rápido…y al hacernos mas mayores, nos invade el deseo de poder ir hacia atrás en el tiempo y cambiar algunas cosas, que la edad nos muestra como se podrían haber hecho mejor…pero se queda solo en eso, en el deseo. Hemos de acostumbrarnos a aceptar la cruel realidad.

La madurez la traen los años sumado a la experiencia vivida, y si queremos que nuestro sufrir, hasta llegar donde estamos, tenga algún sentido, seria acertado aprender de nuestras equivocaciones y de nuestros aciertos.

No hay porque tener miedo a la realidad, no todo es negativo. Tampoco temer al futuro, aunque lo que ahora hagamos puede tener mucho que ver. No es cuestión tampoco de vivir al día sin pensar lo que hacemos.

El equilibrio yace en vivir la realidad pero sin dejar que mate la ilusión por hacer las cosas, simplemente por que no es pecado soñar ni intentar hacer realidad nuestros sueños.

No deberían tampoco asustarnos los cambios. Al meditar en como dirigimos nuestra vida, es posible que veamos la necesidad de ajustar algunas cosas. Quizás encontremos aspectos que la gente considera “normales”, pero que al fin y al cabo complican aun más nuestra difícil existencia. La vida es tan sencilla…somos nosotros quienes a menudo la complicamos.

Quizás hoy sea un buen día para empezar a buscar algo en que mejorar. Seamos de mente abierta y aunque a veces nos parezca que no, Hay vida mas allá de nuestra manera de hacer las cosas.

de Jose R.

LAS PALABRAS

33

Las palabras, a menudo, tienen un poder único y constructivo…pero también pueden hacer daño de verdad, hundiendo al receptor en la mas absoluta tristeza y robando incluso su ánimo. Probablemente las que más daño hacen, son las que se dicen sin pensar…o al menos eso se suele decir. Lo cierto es que mucho de lo que se dice en esos momentos, tan solo es lo que se piensa pero sin medir sus consecuencias. Lo mejor es morderse la lengua antes de herir los sentimientos de los demás.

Cierto es, que cada vez menos, se medita en como afectara todo lo que uno dice a otros. Se nos llena la boca al juzgar a los demás , diciendo lo que nos venga en gana…pero la verdad es que también de nosotros se hablara tarde o temprano. No digo que sea malo interesarse por los demás, es mas, nos hace mucho bien y nos ayuda a evitar pensar tan solo en nosotros, lo cual diría poco en nuestro favor.

El problema es que la mayoría de las veces, pensar en los demás, es fruto de nuestra curiosidad o el deseo de cotillear, mas bien que un interés sincero por ellos. Quien de verdad se interesa, busca el lado humano de la persona…sus alegrías, penas o quizas sus preocupaciones e inquietudes. Al menos eso es lo que a mi me gustaría que fuese el objetivo del que se interese por mi. Aunque siempre hay el típico que te pregunta como estas, y antes de que aciertes a decir una palabra, se ha ido, dejándote con la palabra en la boca. Ese “interés” aun no lo alcanzo a comprender.

Necesitamos el afecto de los demás…y los otros, aunque no quieran reconocerlo, también. Pero eso no quiere decir que tengamos que dejar a un lado nuestras ideas o principios para conseguirlo. Somos como somos y quien de verdad nos quiera lo hará por lo que somos, no por lo que intentemos ser para ser aceptados por los que nos rodean.

Pisotear a los demás, aunque solo sea de palabra, no nos hace ningún bien. Es cierto que a menudo nos importa poco lo que muchos piensen de nosotros. Esto de forma equilibrada, esta bien. Pero no nos vayamos al otro extremo, no haciendo nada por temor del que dirán. Es cuestión de encontrar el equilibrio, implicándonos en lo que nos rodea, sin buscar excesivo protagonismo sobre los demás , ni dejando de ser lo que somos.

Y algo que tampoco debemos olvidar es que las grandes mayorías no siempre, aunque lo piensen, tienen la razón.

de Jose R.

¿PERDISTE TU MEMORIA?

amanecer

¿Qué harías si un día al despertar, no recordaras nada? Imagina que ni siquiera recuerdas quien o que eres. Nada te resulta familiar, todo lo que ves es desconocido para ti… La vida resultaría todo un desafío, por no decir que sencillamente sería vacía.

Aunque esto parece más propio de un guion de película, en algunos aspectos tiene un gran parecido con la realidad. Lo cierto es que muchos “han perdido” su memoria. Han decidido arrancar de su mente recuerdos o cosas que en su día les hicieron daño. En este caso es fácil entender el porqué.

Pero lo mas difícil de entender es oír expresiones como “yo no le debo nada a nadie” o “yo me he hecho a mi mismo”. Frases como estas son tan rebuscadas como ilógicas. Hoy desapareció del vocabulario palabras como “muy amable” o “gracias por todo”. Sin embargo no ha hecho mejorar la sociedad en que vivimos. Muchos han llegado a creerse auto suficientes, pensando que no necesitan a nadie y, a cambio, no han conseguido ser más felices.

Otros deciden solo vivir, sin pensar en las consecuencias de sus actos en ellos y en los demás. Estos van de independientes y se enorgullecen de vivir, como ellos dicen, al día. Pero después de que lo probaron todo, nada les llena ya.

Por otro lado están los amigos de favores. Estos se deshacen por ti cuando te necesitan, pero no los busques cuando te haga falta a ti… no estarán “disponibles”. Ni siquiera se acuerdan de lo que hiciste por ellos en su momento u optan por decir, como excusa, que no te lo pidieron.

La “falta de memoria” nos ha llevado a ignorar quienes son los demás. Todos podemos contribuir a mejorar la calidad de vida de los que nos rodean. Solo depende de que sepamos hacernos disponibles cuando sea necesario y del modo en que se necesite. No tiene por que ser con grandes cosas. Las personas de verdad se contentan con pequeños detalles. La gente en general, espera grandes demostraciones, muchas de las cuales nunca llegan.

Un dicho español dice : “De bien nacido es ser agradecido”. Ser agradecido, y recordar lo que hacen por uno, mejora la vida “movida” que nos ha tocado vivir . Tenemos tanto que agradecer… Empezando por nuestra familia, aunque a veces haya excepciones, siempre están a nuestro lado. Son nuestro refugio, sin el cual nos sentiríamos indefensos. Y nuestros amigos de verdad, que no son aquellos que apenas nos conocen, son los que siempre están dispuestos a oírnos mucho y aconsejarnos poco.

Una escritora, Espido Freire, en un articulo menciona una frase que da que pensar…”dediquemos un segundo a pensar que no es mas que un momento, la vida, un instante entre dos sueños”. A menudo nuestra vida escapa a nuestro control…va tan rápida. De la noche a la mañana todo puede cambiar. Sé agradecido siempre con los demás. Si te toca desaparecer …¿lo harás rodeado de quienes te quieren o … tristemente solo?. Todos, sin excepción necesitamos, aun cuando no queramos reconocerlo, que se nos valore y que se nos quiera. Esta es una verdad inmutable. Nunca jamas olvides que la vida solo tiene sentido cuando se comparte con los demás y siendo agradecidos. El solitario, tan solo es un juego de cartas y por cierto, aburrido.

de Jose R.

virtu1


Siempre escuché la frase “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Al oírla es fácil sentirse identificado con ella, si tu presente es un cúmulo de despropósitos. Durante mucho tiempo así fue en mi caso. Me envolvía un manto de nostalgia, que me ayudó a sobrevivir a una etapa muy, pienso que demasiado, oscura de mi vida. Recordar etapas anteriores es lo que permitía un poco más de aliento para sobrevivir a un presente difícil de explicar.

Muchas veces me preguntaba el porque de todo a mi alrededor, sin encontrar respuesta alguna. ¿Porque mi vida era un infierno con toda la extensión de la palabra? Con el tiempo y dejando atrás esa etapa, me di cuenta que el único culpable… fui yo mismo. Mi infierno era simplemente el resultado de decisiones equivocadas y fuera de lugar.

Entonces… al final del túnel, estabas tú. Describirte es tan sencillo y complicado a la vez… ¿Cómo explicar que eres todo lo que yo no soy y me hubiera gustado ser? Eres la sencillez personificada, con tu justo grado de carácter… el que te ha mantenido de pie ante auténticos tornados emocionales. Tiempo atrás te definí con la frase “tú eres yo”. Sé que es difícil de explicar…ni yo mismo entiendo que pueda existir alguien así.

Puede que alguno, al leer esto, piense que me ciega el amor que siento por ti, que no soy objetivo. Tú bien sabes que a nuestra edad ya dejamos los experimentos atrás, y las ilusiones, las justas. Los dos hace tiempo ya, solo vivimos de realidades. Y mi realidad… simplemente eres tú. Es curioso lo fácil que resulta perderme en tus ojos, de un marrón único. Cuando me regalas tu sonrisa, iluminas de color todo mi ser. Resulta curioso experimentar la sensación de tener al lado a la persona que fue hecha para ti. Cada día que pasa me doy mas cuenta que eres tú.

A veces dices que yo he contribuido a que te conozcas mejor como persona. Tú has hecho que yo me realice como tal. Eres lo mejor, en el terreno emocional, que me ha pasado nunca. Eres mi confidente, mi mejor amiga, quien mejor entiende lo que siento, ayudándome a poner ese punto de equilibrio que siempre me faltó. Eres la mejor esposa que nunca nadie pudo desear. Podría pasarme toda una eternidad describiendo pequeños detalles que son los que te hacen única e incomparable.

No eres perfecta pero yo tampoco. Tenemos “nuestras” cosas…si, esas que estas pensando al leer esta frase. Supongo que el tiempo ayuda a mejorar y a sobrellevar todo, como parte de ese universo que tú y yo hemos creado, dotándolo de todo lo que necesitamos en medio de tanta confusión en este mundo que nos rodea.

Gracias por existir y ser real. Gracias por hacer realidad todas y cada una de mis ilusiones. Gracias por comprenderme y escucharme. Si, gracias por sencillamente ser… tú.

de Jose R.

¿TIENEN PRECIO LOS SENTIMIENTOS?

loco_amor1

Explicar lo que somos o sentimos, sin lugar a dudas, es una de las mayores preocupaciones que tenemos como personas. Sentimos miedo a no ser comprendidos, y que lo que expliquemos no tenga sentido alguno para quien nos escuche. Esto adquiere dimensiones inexplicables cuando quien nos ha de escuchar es quien comparte nuestro vivir diario. El miedo a no ser comprendidos, nos quita las ganas de casi todo, incluso el sueño. Pero si has experimentado las dos opciones, desarrollas un aprecio especial y le das un valor único a sentirte escuchado.

Cuando quien ha de escucharte, no significas nada para él o ella… te sumerges en un mar de dudas. Pero si quien está a tu lado, le importa todo lo que te pueda suceder y todo aspecto de tu vida, incluso todas aquellas pequeñas cosas que piensas insignificantes…todo cambia.

La cuestión es…¿le damos el valor que de verdad tiene?. No es nada fácil reconocer que, en mayor o menor medida, sentimos cierta dependencia de que los demás nos acepten. Eso no implica ser esclavos de ellos, pero si que no podemos ignorar que no estamos solos y que todo lo que digamos o hagamos afectará a los demás.

Pero el asunto en cuestión tiene otro lado… ¿somos capaces de escuchar cuando nos hablan? Escuchar no significa poner el oído y pensar mientras lo que contestaremos a continuación. Es poner los cinco sentidos en lo que nos dicen. Es intentar ponernos en la piel del otro sintiendo como nuestros sus sentimientos.

Escuchar o ser escuchados… esa es parte de nuestra lucha diaria. Los sentimientos deberían llevarnos a ser comprensivos con los demás. No seamos “piedras”, seamos personas. De estas hay muy pocas. La mayoría son tan solo gente. Simple gente que solo piensan en dormir, comer y sobrevivir. Ignorar deliberadamente lo que nos rodea, lo que incluye a los demás…nos empobrece. Y tú…¿que escogerás? ¿serás persona o gente? En ello estará la diferencia entre encontrarle sentido a tu vida o, por el contrario, una vida vacía, inmensamente vacía.

de Jose R.

¿AMIGOS?

nueva-imagen

 

En Colombia es muy popular una frase un tanto curiosa “¿amigo?…amigo es el ratón del queso”. Esta viene a expresar que un amigo no solo es aquel quien afirma serlo. A lo largo de nuestra vida tendremos infinidad de gente conocida, que nos caera mas o menos bien. Pero amigos…aqui en España se suele decir que eso es “harina de otro costal”.

Piensa en los que consideras “tus amigos”…¿a cuantos les contarias tus sentimientos más intimos? ¿a cuantos de ellos les confiarias tu propia vida? ¿buscarias refugio en ellos? Y en cuanto a ti…¿por cuantos de ellos estarias dispuesto a sacrificarte lo que hiciera falta?. Estas son preguntas para meditar pero su respuesta mide la calidad de tus amigos. Ademas, tambien dice mucho de tu propio papel como amigo de otros.

Convivimos a diario con personas de todo tipo, pero de ahi a convertirlos en amigos… La amistad es mas que simplemente conocer el nombre o alguna que otra aficion. Es, respetando su propia intimidad y espacio, reir y llorar con ellos. Sus problemas son tus problemas, siendo capaz de aconsejar poco y escuchar mucho. Del buen amigo se dice que es “un hermano nacido cuando hay angustia”. La lealtad es imprescindible junto con la confianza. Sin confianza y lealtad es imposible la amistad. Donde hay dudas o desconfianza… no hay lugar para compartir sentimiento alguno.

El problema mayor es encontrarlos y conservar los que uno tiene ya. Todos estamos sometidos a infinitas presiones, lo que condiciona nuestras reacciones mas de lo que quisieramos, y ademas rodeados de un espiritu egoista a nuestro alrededor, donde no importa a quien haya que pisar para conseguir el objetivo deseado. La amistad verdadera esta dispuesta a dejar a un lado preferencias personales por el bien comun. No quiere decir que uno dejara de ser como es, tan solo intentara encontrar un término medio. Quien nos quiera como amigos, nos aceptara tal cual somos sin pretender manipularnos ni moldearnos a su imagen y semejanza.

Por otro lado, nosotros también los aceptaremos tal cual son, sin buscar que hagan todo a nuestro gusto. Porque si esa es nuestra intención…no estamos buscando amigos, tan solo siervos o bufones que nos entretengan.

Tampoco buscaremos que sean amigos nuestros “en exclusiva”, porque absorción no es sinónimo de amistad. Somos seres dotados de libre albedrio, con la capacidad de escoger. Es cierto que a veces nos apetecerá estar mas con uno que con otros, pero si somos equilibrados repartiremos nuestro tiempo del mejor modo posible.

Se dice que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Los tesoros no se malgastan ni se infravaloran… se cuidan como un bien preciado. Las reglas básicas de la amistad son:

– Nunca busques perfeccion, tú mismo no lo eres.

– Nunca pidas lo que no estes dispuesto a dar.

– Respeta el espacio de cada uno. No es obligatorio estar siempre de acuerdo en todo.

– La amistad casi siempre requiere hablar poco y escuchar mucho. No busca protagonismo.

– Los amigos no son posesion de nadie. Compartir edifica la amistad, el egoismo la destruye.

Si quieres buenos amigos…sé tú mismo un buen amigo de tus amigos.

de Jose R.

NO TAN SOLO PALABRAS

img-logo


A  VECES SOMOS DEMASIADO COMPLICADOS. NO SABE UNO PORQUE PERO SIENTE LA NECESIDAD DE UN CAMBIO EN LA MANERA DE HACER ALGO. LA ESCRITURA YA HACE TIEMPO QUE SE CONVIRTIÓ EN UNA PASIÓN, EN UNA LIBERACIÓN PARA MI MAS INTERNO SER. ES DIFÍCIL DE ENTENDER, PARA QUIEN NO SUELE ESCRIBIR, EL PODER QUE PUEDE LLEGAR A TENER LA PALABRA. ES UN PEQUEÑO UNIVERSO DONDE, SIN FALTAR EL RESPETO A NADIE, SE CONSIGUE UN BENEFICIO TANTO PARA EL AUTOR COMO PARA EL LECTOR.

YA CASI SE CUMPLEN DOS AÑOS DESDE QUE EMPECE A ESCRIBIR. NO PRETENDO DECIR SI LO HAGO BIEN O NO. SON LOS DEMÁS QUIENES JUZGARAN TAL COSA. MIENTRAS, SEGUIRÉ EXPRESANDO LO QUE SIENTO EN ESTA PAGINA. EL OBJETIVO ES EL MISMO… BIENVENIDO A ESTE PEQUEÑO MUNDO. SIÉNTETE COMO EN CASA, LEE Y MEDITA, PERO NO CONCLUYAS RÁPIDAMENTE QUE ESTO NO VA CONTIGO. GRACIAS POR DEJARTE CAER POR AQUÍ.

JOSE  ROCHE

de Jose R.